Palace Hotel

11, feb 2019

Un viaje al corazón del vino

 

Cada año nuestro equipo de sumilleres se desplaza a una zona vitivinícola con el fin de conocer en profundidad y desde el terreno los mejores vinos del mundo. Este es el relato en primera persona de su experiencia:

En nuestra idea de formación continua es básico y primordial visitar bodegas, pisar la viña, poner cara y entablar conversación con los enólogos, viticultores, maestros bodegueros y dueños de cada una de las bodegas con las que trabajamos.
El objetivo es poder transmitir de la mejor manera posible a nuestros clientes, la filosofía, pensamiento y manera de trabajar de cada una de ellas.

En esta ocasión decidimos visitar las Denominaciones de Origen; Penedés, Cava y Priorato. Situadas en las provincias de Barcelona y Tarragona.

Para conocer de primera mano el estado del vino espumoso de calidad por excelencia, nos dirigimos a San Sadurní de Noya, epicentro de la D.O. Cava, donde visitamos las bodegas Parés Baltà, Recaredo, Gramona y Juvé & Camps.

Comenzamos visitando Parés Baltà, que se encuentra en Pacs del Penedés (Vilafranca del Penedés) a tan solo 20 kilómetros de San Sadurní de Noya, y donde tenemos la suerte de conocer la bodega de la mano de Eli Jaime. Eli dedicó toda una jornada a enseñarnos viñedos, algunos de ellos enmarcados en un parque natural, y a resolvernos las dudas acerca de la viticultura biodinámica. Además pudimos disfrutar de la experiencia de catar algunos de sus vinos junto a la viña que los produce. Visitamos la bodega y terminamos con una gran cata de todos sus productos.
En nuestra segunda visita conocemos Recaredo, junto a Josep Mata, segunda generación de esta empresa familiar, quien nos muestra y nos hace llegar su filosofía y método de trabajo muy respetuoso y tradicional tanto en la viña, como en la bodega. Tuvimos la oportunidad de disfrutar de un Reserva Particular, degollado a mano por el maestro bodeguero en el momento, mientras paseábamos por los cavas atentos a sus explicaciones.

En Gramona, nos recibe Toni Pérez quien nos lleva a viñas trabajadas en ecológico y biodinámico, para hablarnos de este tipo de viticultura y su filosofía de trabajo. Además de adentrarnos en sus cavas donde descansan sus vinos de larga crianza, llegamos a sus viejas soleras de donde sale ese licor que hace tan especial sus cavas.

Concluimos nuestra estancia en la zona con Juvé & Camps, donde visitamos sus cavas centenarias, junto a su director comercial, viticultor y enólogo, quienes resolvieron todas nuestras preguntas técnicas. Muy agradecidos al Sr. Juvé por su hospitalidad y por compartir con nosotros una charla muy enriquecedora.
En nuestro último día nos desplazamos al Priorato, una zona muy pequeña con unas condiciones únicas, sus suelos de licorellas (tipo de pizarra) y la protección del Montsant se ven reflejados en sus vinos. Visitamos dos bodegas, cada una en una cara del Priorato.

 

La primera Mas Doix, en Poboleda. Valentí Llagostera es quien nos recibe y nos lleva a que conozcamos sus viñas en este terreno tan peculiar. Fascinados al ver sus cariñenas centenarias plantadas en ladera y oírlo hablar del trabajo de la cepa, podemos entender mejor la influencia de la licorella en los vinos. De vuelta a la bodega disfrutamos de una cata donde, entre otros, tenemos el placer de probar la primera añada de su vino Doix, la 1999, un vino para el recuerdo.

La visita de la tarde se la dedicamos a Mas Martinet en Gratallops. Donde guiados por Gemma Marco podemos ver como actúan estas viñas plantadas en suelo pizarroso de muy difícil acceso y cuya filosofía de trabajo imprime Sara Pérez, que coge el legado de su padre José Luis Pérez quien tanto ha ayudado para que el Priorato sea lo que es a día de hoy.

Ya en la bodega tenemos la oportunidad de catar los vinos de añadas recientes que aún están criándose en barricas. Además de su vino rancio dulce con más de 20 años que nos encantó.

Como conclusión podemos decir de todas estas bodegas que hemos visitado y de algunas más de la zona, que la tónica general es la de respeto al medio y a la viña trabajando en ecológico y, en algunas de ellas, dando un paso más con la viticultura biodinámica. Todo esto evidentemente se ve reflejado en sus vinos.

Agradecer el trato, la amabilidad y la generosidad de cada una de estas bodegas por habernos abierto sus puertas.

¡Gracias a nuestro equipo de sumilleres por compartir la experiencia!

No existen comentarios para esta entrada. ¡Se tu el primero!

Deja tu comentario: